Las empresas más importantes de propiedades en España son financiadas por extranjeros

0
2197

Siete de las diez grandes compañías inmobiliarias cotizadas se encuentran en gran parte en manos extranjeras. Esta es la nueva realidad del mercado inmobiliario español que marca un nuevo período de crecimiento diez años después del inicio del último boom.

Anteriormente, los propietarios y los constructores eran empresarios nacionales, ahora son los fondos internacionales los que cubren la mayoría de las empresas del sector. Este es el caso de los nuevos líderes en la promoción de viviendas: Aedas y Neinor Homes. Estas empresas han liderado este año en el mercado bursátil tanto en octubre como en marzo. En ambos casos, los promotores de la OPI fueron dos grandes fondos internacionales: Lone Star en el caso de Neinor y Castlelake en el caso de Aedas. Pero además, otros grandes gestores de fondos no han dudado en tomar diferentes acciones en propiedades españoles.

En el caso de Aedas, que debutó en la Bolsa el 20 de octubre con una valoración de 1.518 millones, dos firmas internacionales se han convertido en accionistas de referencia: T. Rowe Price, con una participación de alrededor del 3,8%, y Fidelity Management and Research (FMR). ) con 3.6%.

En ambos casos, no fue su primera inversión en propiedad española. Por ejemplo, T. Rowe fue uno de los fondos que compró las acciones de Socimi, Axiare, en julio de 2015, comprando un 9,7%. Por su parte, FMR es el tercer mayor accionista de otra Socimi, Hispania, y el desarrollador, Neinor Homes. En el caso de este último, existe otro inversor internacional, Wellington Management, que posee alrededor del 8,5% del capital, valorado en alrededor de 120 millones de euros.

Dos de las clásicas empresas inmobiliarias de la bolsa mantienen a los empresarios españoles como principales propietarios: Quabit, cuyo máximo accionista es su presidente Félix Abánades, con el 21% del capital (participación que se ha ido reduciendo durante los años de crisis); y Renta Corporación, controlada en un 29,97% por Dinomen, una compañía controlada por su presidente Luis Hernández. En esta inmobiliaria aparece Baldomero Falcones, con más del 5% del capital, ubicándolo como el cuarto mayor accionista.

Quabit también incluye una empresa española como segundo accionista más importante: Sareb. La empresa pública posee un 7,663% de los inmuebles de Alcarreña tras canjear la deuda heredada del banco nacionalizado por acciones. Por el contrario, en Renta, en la segunda posición de propiedad aparece nuevamente Morgan Stanley, con un 8.1%.

Entre los cinco principales Socimis y los cuatro grandes promotores, los inversores extranjeros acumulan más de 4.343 millones en la bolsa.

A diferencia de los diez fondos internacionales diferentes que invierten en compañías inmobiliarias cotizadas, el número de inversores extranjeros que controlan este tipo de empresas es mucho menor, pero con un peso muy importante.

Es el caso de los bancos Santander y BBVA, principales accionistas de la mayor compañía inmobiliaria del mercado bursátil español: Socimi Merlin Properties. Estas entidades se convirtieron en los propietarios sobresalientes de esta empresa al integrarla con Metrovacesa, la empresa inmobiliaria que heredaron durante la crisis, ya que su propietario, Román Sanahuja, no pudo hacer frente a sus deudas. Actualmente, Santander tiene una participación de 22.268% valorada en aproximadamente 1.162 millones, más de la mitad de todas las inversiones españolas en las diez empresas inmobiliarias más importantes de la lista (alrededor de 1.800,48 millones). La participación de BBVA está valorada en alrededor de 336 millones.

Junto con los dos principales bancos españoles, dos grupos de inmoboliaria se destacan como prominentes inversores en las compañías cotizadas en el sector. Este es el caso de Colonial que sorprendió en octubre de 2016 cuando ganó una participación mayoritaria en Socimi, Axiare. Un año después, y luego de la vacilación inicial, Colonial se ha establecido como el mayor accionista de su contraparte, con una participación valorada en aproximadamente 200 millones de euros. Por su parte, Colonial está controlada por tres inversionistas extranjeros, luego de Villar Mir. redujo su participación.

Asimismo, el grupo inmobiliario Lar, controlado por la familia Pereda, es el tercer mayor accionista de Socimi Lar España, con una participación de más del 5,6%. Como promotores de este Socimi, el grupo Lar logró obtener el administrador de fondos más grande del mundo para apostar a lo que fue la primera gran empresa de inversión inmobiliaria cotizada en salir al mercado. Actualmente, Pimco tiene una participación valorada en aproximadamente 149 millones.

Fuente: Expansion.com.